Cuando nos apegamos a alguien, queremos que nuestros sentimientos sean reciprocos